caracolas de limón con glaseado de {lavanda}


este mes Cocinando con Catman está de segundo cumpleblog y lo está celebrando llenando de flores la blogosfera. Recetas con Flores, un concurso bello bellísimo y seguramente con recetas deliciosas. por eso Rosita no se podía quedar sin participar. y miren que he dado vueltas a la cabeza...y he cambiado de receta un millón de veces, incluso al momento de hacer las fotos (puse las caracolas para ir midiendo la luz de las fotos, en otro post les cuento) he cambiado de plato a presentar...y es que hay que estar a la altura de los acontecimientos y las propuestas presentadas...

lo de cocinar con flores lo tengo muy en pañales. y es que, aunque las flores me encantan, en el jardín, debo confesar siempre me ha dado como yuyu lo de ponerlas en la comida, pues me parece que saben a jabón (perdonen la ignorancia, con según qué té soy igual de poco culta). pero todo está en la cabecita, si no, no tomaría caramelos o sirope de violetas que me encanta, ni infusiones de camomila, ni confitura de pétalos de rosa, ni tantas otras cosas... pero bueno, había que lanzarse, y aunque las bases del concurso nos dejan poner las flores aunque sea solo para las fotos, yo quería darle la oportunidad a esas flores de lavanda de la Provence que había traído el año pasado y aquí estoy, devorando como loca una caracolita, con todo y sus flores...feliz de haber probado el sutil sabor de la lavanda* que va de maravilla con el limón...no los entretengo más, les dejo con la receta.


caracola limón lavanda 00

caracolas de limón con glaseado de lavanda
(receta adaptada de Lola Elise)
los ingredientes para muuuuchas deliciosas caracolas

para la masa dulce
400 gramos (2-3/4 tazas) de harina de fuerza + alguna cucharada para amasar
50 gramos (1/4 taza) de azúcar
9 gramos (2 cucharaditas) de levadura instantánea de panadería
media cucharadita de sal
90 gramos (1/3 taza) de leche entera
55 gramos (4 cucharadas) de mantequilla sin sal
60 gramos (1/4 taza) de agua
1-1/2 cucharadita de extracto de vainilla
2 huevos a temperatura ambiente
para el relleno de limón
100 gramos (1/2 taza) de azúcar
3 cucharadas de ralladura de limón
55 gramos (4 cucharadas) de mantequilla derretida
para el glaseado
una cucharada de flores de lavanda de uso alimentario
media taza de leche
una taza de azúcar glass
unas flores más para decorar


caracola limón lavanda 02 640


la preparación
en el bol de la amasadora mezclamos la harina con el azúcar, la levadura y la sal. reservamos. en un cazo pequeño o en el microondas, calentamos la leche y la mantequilla despacito, justo hasta que ésta última se derrita. retiramos del fuego o microondas, agregamos el agua y reservamos hasta que est´´e templado. agregamos la vainilla y mezclamos.

ponemos la mezcla de leche junto con los ingredientes secos en el bol de la amasadora, y amasamos con el gancho primero a velocidad lenta, hasta integrar los ingredientes, un minuto o dos, y luego a velocidad media durante 7-8 minutos hasta obtener una masa muy lisa y que no está excesivamente pegajosa al tacto. yo recomiendo intentar no pasarse de harina para que la masa no se pegue, basta con que se despegue fácilmente de las manos al tocarla. untamos un bol y también nuestras manos con un poquito de aceite de sabor neutro. damos forma de bola a la masa, ponemos en el bol, tapamos con papel film y dejamos levar una media hora fuera de la nevera, y luego dos horas dentro de ella, hasta que duplique su volumen. la sacamos y dejamos reposar media hora a temperatura ambiente**.

mientras la masa está levando y cuando esté casi terminando, preparamos el relleno, mezclando en un bol pequeño el azúcar y la ralladura de limón.

engrasamos uno o dos moldes redondos para colocar nuestras caracolas.

desgasificamos delicadamente la masa. untamos una superficie con un poco de aceite, igual nuestras manos y el rodillo. dividimos la masa a la mitad y extendemos la primera porción en un rectángulo de 30x40cm aproximadamente. untamos mantequilla derretida con ayuda de un pincel de cocina, y esparcimos la mitad de la mezcla de azúcar y limón. enrollamos la masa y cortamos, con un cuchillo bien afilado, ruedas de 3-4cm de grosor que iremos colocando en nuestro molde con el corte hacia arriba. no las pondremos muy pegadas pues han de duplicar el volumen. repetimos la operación con la otra mitad de masa y relleno. tapamos con un paño y dejamos levar unos 30-45 minutos. mientras precalentamos el horno a 180ºC/350ºF.

horneamos durante unos 20-25 minutos en la parte media-baja del horno, hasta que estén bien doraditas. retiramos del horno y ponemos sobre una rejilla. dejamos templar unos 15 minutos y desmoldamos con cuidado, volvemos a poner en una rejilla hasta que enfriar por completo (eso si, probando un poco que templaditas están de muerte)

preparamos el glaseado un poco antes de servir. calentamos la leche a punto de ebullición. agregamos las flores de lavanda. dejamos en infusión unos 3-4 minutos y colamos. dejamos enfriar la leche. ponemos azúcar glass en un bol y vamos agregando la leche, una cucharadita a la vez, mezclando bien antes de agregar más, hasta que obtengamos la consistencia de la cola. ir con cuidado para no pasarse. bañamos las caracolas con el glaseado y alguna florecilla y ¡a disfrutar!

no les puedo describir el sabor con palabras. la masa es una maravilla, suave y sabrosa, el limón les da fuerza sin ser ácido y el glaseado de lavanda aporta sutileza. hay que atreverse a probar con alguna florecilla. no muchas, para no quitarle delicadeza al bocado... una merienda de lujo, prometido...


*mucho ojo con no pasarnos al infusionar la lavanda. 3-4 minutos bastarán si la leche está bien caliente. esas florecitas esconden un potente aroma y fuerte sabor, que nos podría estropear el glaseado.
**la receta original propone un levado de una hora a temperatura ambiente. yo lo he tenido que poner en la nevera, y me gusta, los levados prolongados a baja temperatura aportan sabor así que si tienes tiempo lo recomiendo.



31 dulces comentarios:

  1. Rosi, las fotos son preciosas!!!
    Y la receta...¡ñam!
    De chuparse los dedos con este glaseado tan rico!!
    Un besote,
    Aurélie

    ResponderEliminar
  2. Hola guapa!!
    Cuanto tiempo he estado desconectada!! Qué maravillosa receta y qué preciosidad de fotos, de verdad, me encantó la de los tapetitos. Seguro que Manu estará muy contento con vuestra iniciativa!

    muchos besos!!

    ResponderEliminar
  3. ummm! glaseado de lavanda ¡qué rico! Estas caracolas tienen una pinta estupenda. Siempre que las veo tengo ganas de prepararlas, así que ahora no tengo excusa...

    Saludos!!!

    ResponderEliminar
  4. Ummmm, tremenda pinta!!!!Mnau va a estar más feliz que un regaliz, jeje. No sabía yo lo dellevado en frío, menudo descubrimiento, jeje.
    Un besote guapa!

    ResponderEliminar
  5. Hola guapa!!!! :-))) Ya te dije por el instagram que me das una envidia loka!!! Que mi dieta y tus fotos no quieren llevarse bien, y que hay una fuerza poderosa que me arrastra a tu cocinaaaaa!!! jajajaja Lo de cocinar con flores es algo que tengo por descubrir... Tengo que probar. Te quedó perfecto, jugoso, esponjoso, apetitoso.... sigo? uN BESAZO GUAPA!

    ResponderEliminar
  6. Buenos días linda flor, que aunque son caracolas ese cenital descubre una flor escondida en esa linda presentación, me encantaaaaan las fotos!!
    Después de recorrerme 1 hora caminado como loca por la montaña y otra hora para volver a casa lo primerísimo que hecho ha sido venir a verte, jajajaja es que me ha gustado mucho verlo en lo móvil y no poder chillar de alegría, jajajaja que pena no tener un poquito para comerlo, jajaja (viva la dieta mediterránea) ;-)
    Me encanta la receta. Un beso guapa pasa un feliz día.

    ResponderEliminar
  7. Maravillosa lavanda, me encanta tu receta...muy original, bsssss Rosi

    ResponderEliminar
  8. Nunca he probado esta receta, luce muy bien y el sabor tiene que ser maravilloso :D
    hoysonrioalespejo.blogspot.com

    ResponderEliminar
  9. Mmmmmmmmmm yo te daba el premio seguro ¡¡qué pinta!!

    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Mi Rosi....que maravilla, se me ha hecho agua la boca totalmente, quien tuviera a mano un buen trozo de caracola, hermoso y lleno de sabores ricos.

    Besos linda.

    ResponderEliminar
  11. que ricas!

    http://lacocinadelarana.blogspot.com.es/

    Besis

    ResponderEliminar
  12. Rosiiiii, me encantan estas caracolas con glaseado, super exóticas con lavanda Mmmmm, imagino el aroma y el sabor :P

    Suerte en el concurso

    Desde el Caribe floral

    ResponderEliminar
  13. ¡DELICIOSAS CARACOLAS, qué buenas y más ricas aun con la lavanda!. BESOTES,

    www.cocinaamiga.com

    ResponderEliminar
  14. Creo que las fotos ya lo dicen todo... las caracolas han quedado estupendas y a mi a quien me gusta cocinar con flores de lavanda me imagino su sanor tan delicado.
    Me llevo la idea con tu permiso,
    Besos,
    Palmira

    ResponderEliminar
  15. Una receta maravillosa y unas fotos preciosas, me encantan tus caracolas. Un beso.

    ResponderEliminar
  16. Muchacha, ¡tú sabes la cantidad de flores de lavanda que tengo guardaditas en un tarro desde hace un año! Las recogí del campo pensando que lo mismo algún día podrían encontrar mejor vida en el estómago hambriento de alguno de nosotros, de los de casa.

    Buena propuesta para el aniversario del gatito. Rica caracola, con un glaseado diferente y ese toque a limón en su interior. ¡No me digas que no te comiste más de una caracola! ¡Confiesa!

    :DD

    Besos!! ¡Feliz finde!

    ResponderEliminar
  17. ohhhh, que maravilla de caracolas Rosi!!
    Te quedo precios, super doradto y apetecible y con ese glaseao..un toque de lujo!
    un beito y serte en el cncurso

    ResponderEliminar
  18. Pues estas caracolas, ademas de ricas te han quedado preciosas, digna del mejor de los premios, me han encantado. Besicos amiga

    ResponderEliminar
  19. Yo soy como tu me da susto el sabor a jabón que a veces deja la lavanda... he tenido malas experiencias... las violetas si me encantan.
    Si hago la tarta de ciruelas por supuesto que vuelvo a contarte ;)

    ResponderEliminar
  20. Pues las fotos son preciosas, qué luz más bonita! Y las caracolas tienen que estar deliciosas, me encantan este tipo de masas. Yo tampoco tengo experiencia en cocinar con flores, en comérmelas sí, jajaja. Me gusta el sabor y el aroma de la lavanda, pero no encuentro dónde comprar para uso culinario.
    Ojalá pudiera tener una de esas para desayunar hoy!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  21. Que delicia de caracolas.....acabo de cocinar con lavanda y me encanta el olor que deja cuando cocinas con ella.....suerte en el concurso.....Abrazotes, Marcela

    ResponderEliminar
  22. Te ha quedado precioso y con ese glaseado qué rico. Aún me queda lavanda de las galletas que hice así que te cojo la idea.

    besos

    ResponderEliminar
  23. Madre del amor hermoso... se me cae la baba al ver semejante maravilla de receta.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  24. Me encntan los gaseados y de lavanda, me pierden. Què bueno, chica...
    Besos.

    ResponderEliminar
  25. Genial Rosilet! Como siempre a la altura de las circunstancias, una maravilla de caracolas con un aroma impresionante seguro :D
    Un beso!

    ResponderEliminar
  26. Qué aportación mas delicada, me gusta muchísimo. Seguro que Manu está en una nube con tu receta. No es para menos.

    Suerte en el concurso preciosa !!

    Bss

    ResponderEliminar
  27. No sé si escoger las fotos o la receta. Sencillamente precioso.
    Nani

    ResponderEliminar
  28. Qué preciosas caracolas te han quedado, con el glaseado y todo. A mí eso de cocinar con flores tampoco me ha tirado nunca... (la lavanda también me sabe a jabón!!!)
    Estupendo desayuno-merienda-tentempié :-)

    Besos!

    ResponderEliminar
  29. yo tengo un bote de azúcar de lavanda que creo me vendrá de perlas para preparar esta receta ;)

    Salu2. Paula

    ResponderEliminar
  30. Qué bonita receta Rosi. Tus fotos dan ganas de pegarle bocaditos lentamente para saborear bien estas caracolas. Yo tampoco me animo a comer flores pero para ser justa, antes debo probarlas...
    Un beso.

    ResponderEliminar

 

instagram

traductor

sígueme